.. Inicio .. Índice .. Tema ....... LOS PUEBLOS INDÍGENAS DE MÉXICO
100 PREGUNTAS.


Agradecimientos


Q
ueremos dejar constancia de nuestro agradecimiento al Etnólogo José del Val, coordinador del Programa México Nación Multicultural, de la Universidad Nacional Autónoma de México, por el entusiasta apoyo en las distintas etapas de elaboración y edición del libro; al Dr. Nemesio Rodríguez, proveedor constante de información, crítica aguda y solidaridad invariable; al Ing. Rafael Carmona, quien nos asistió en las tareas de informática; a Huémac Escalona Lüttig, por compartir intereses sobre los pueblos indígenas, y a la Lic. Carolina Díaz Garduńo, quien facilitó numerosos documentos internacionales a los que aquí se hace referencia.

Recibimos también la colaboración desinteresada y oportuna en la provisión de información de la Dra. Elia Avendaño (CDI), el Lic. Arturo Dávalos (DGEI), el Mtro. Guillermo Espinosa Velasco (III), la Dra. Elba Gigante (UPN), el Dr. Ricardo Hernández Murillo (BM), la Lic. Silvia Olvera (DGCPI), el Lic. Emilio Sánchez Zavala (CDI), la Dra. Sylvia Schmelkes (CGEIB), la Lic. Margarita Sosa (CDI) y el Dr. Gustavo Torres Cisneros (CDI).

Las preguntas y consultas de los alumnos de las facultades de Arquitectura, Ciencias, Ciencias Políticas, Derecho, Economía, Filosofía y Letras, Medicina, Trabajo Social y Veterinaria, de la UNAM, asistentes a las sesiones del Programa, nos orientaron mucho más de lo que ellos seguramente podrían suponer en la definición del cuestionario que sirvió de base para la recopilación de los datos y la redacción de los textos.

Susana Márquez Kisinger aguantó, una vez más, la acumulación de libros que invadieron durante varios meses los lugares sagrados. A ella está dedicado este trabajo.

 
     
 
Prólogo Intoducción Abreviaturas, siglas y acrónimos Lecturas recomendas Bibliografía

© D.R. Universidad Nacional Autónoma de México
Ciudad Universitaria, 04510. México D.F.
Programa Universitario México Nación Multicultural
Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial